Diferencias entre divorcio vincular, separación personal y de hecho

Abogados onlineEl divorcio es un proceso muy difícil para la familia pero sin un adecuado asesoramiento legal en Rosario, puede volverse una experiencia aún más conflictiva. En Argentina, se puede solicitar el divorcio vincular a tres años de contraido el matrimonio pero lo que muchas personas desconocen es que ante situaciones particulares (violencia, adulterio, injurias, abandono del hogar, entre otras) puede solicitarse el divorcio desde el día siguiente de haberse celebrado el matrimonio. Sin dudas, esta situación no es sencilla pero en algunos casos desconocer esta normativa puede poner en peligro a la persona y/o a su familia.

La ley argentina permite diferentes tipos de separación y divorcio, por esto, es conveniente que las personas que desean divorciarse, sean asesoradas por un abogado Rosario Argentina que pueda decirles cuál es la mejor alternativa en su caso.

Hasta 1987, el divorcio vincular no estaba permitido, sólo separaciones personales, por las que la pareja debaja de convivir y tener un patrimonio compartido, pero el vínculo subsistía. Esta situación impedía a los separados contraer nuevamente matrimonio legalmente aunque sí podían iniciar una relación de concubinato.

Hoy este tipo de separación sigue vigente aunque no es muy utilizada. Deben haber pasado por lo menos 2 años desde que dejaron de convivir para iniciar una separación personal. Luego de un año de sentenciada la separación, se puede solicitar conjuntamente la disolución del vínculo (convirtiendo la separación en un divorcio vincular) y tras tres años de la separación, basta con que uno solo de los cónyuges la solicite.

El divorcio vincular es aquel en el que el vínculo matrimonial deja de existir y las personas recuperan su aptitud nupcial. Existen diferentes tipos, aunque en todos ellos se necesitará un abogado Rosario Santa Fe que pueda ayudar a resolver la situación.

El divorcio de común acuerdo es el que se presente de manera conjunta, cuando ambas partes desean solicitar la disolución del vínculo existiendo o no casuas fehacientes. En este caso, no deben probarse las causales de divorcio ni existen culpables. Si la separación de hecho se produjo hace tres años o más y los cónyuges no muestran interés en recomponer el vínculo, no se necesitará audiencia de conciliación.

En caso de que los cónyuges aún cohabiten o no hayan pasado tres años desde la separación de hecho, deben haber pasado por lo menos tres años desde que se celebró el matrimonio para iniciar el divorcio. Ambas partes deben presentarse ante el juez y contar cada uno con la representación de un profesional de un Estudio de Abogados o abogado particular.

El divorcio de común acuerdo es el más rápido y sencillo, por lo que es más económico y menos doloroso para las partes. Sin embargo, en ocasiones no es posible concretarlo porque uno de los cónyuges no quiere concretar la separación o no pudieron acordar cuestiones económicas o relativas a los hijos. En este caso, puede iniciarse un divorcio contencioso o contradictorio. Es necesario que se prueben las causales por las que se solicita el divorcio. Es un proceso que puede llegar a durar años.

A diferencia del divorcio de presentación conjunta, en el contencioso no existe plazo mínimo para iniciar la demanda, puede solicitarse el divorcio al día siguiente de que se contrajo matrimonio si existen causas válidas como violencia, amenzas de muerte, intento directo o indirecto de atentar contra la vida del cónyuge, instigación a cometer actos ilícitos, abandono del hogar e injurias. Asimismo, algunas condiciones que puedan condicionar gravemente la vida en pareja o en familia, pueden ser causales de divorcio (adicciones u alteraciones mentales graves). El cónyuge demandado puede presentar una contrademanda en caso de que crea que es la otra parte la culpable de la separación.

Por último, nos encontramos con la separación de hecho, que no requiere de la participación de abogados en Rosario Santa Fe ni ningún trámite especial. No tiene validez legal ni se pierde el vínculo matrimonial, aunque puede solicitarse el divorcio vincular si la separación ya lleva tres años o más.

Una vez iniciados los trámites de divorcio, el mismo se hará efectivo cuando se dicte la sentencia correspondiente. Cuando el divorcio fue de presentación conjunta, se hará retroactivo a la fecha de iniciación del juicio. Mientras que si el divorcio fue contradictorio, se hará retroactivo a la fecha en que se notificó la demanda al cónyuge. En caso de que uno de los cónyuges fallezca durante el juicio, queda sentenciado el divorcio.

Antes de comenzar con un juicio de divorcio, es conveniente analizar las posibilidades ya que una vez sentenciado el divorcio no puede volverse atrás. Lo más recomendable es buscar un asesoramiento legal en Rosario que pueda acompañar y ayudar a los cónyuges a tomar la mejor decisión.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>